Espacios privados

Cubierta_Completa.indd

Espacios privados |  2013  |  Editorial Ex-Libris

Catorce historias componen este conjunto de relatos de una singular belleza y voz narrativa propia. Todas transcurren en el espacio de la consciencia.

Gisela Cappellin delimita con agudeza psicológica el clima vital de sus personajes, indaga en la intimidad de las sensaciones corporales, en el incierto límite que existe entre el placer y el dolor, la lujuria y la inocencia; explora cómo la rigidez de las estructuras mentales se perturba cuando una vivencia, a menudo insignificante, revela su carga erótica…

Unen a estos escritos la tonalidad narrativa y la manera tan personal de la autora de resguardar su misterio al terminarlas 
en un punto donde algo comienza o podría comenzar, dejando en el aire una posibilidad de expandir la vida.
Krina Ber

◊—◊—◊—◊—◊—◊—◊

Ver la reseña A propósito de Espacios privados de Gisela Cappellin en el portal Analitica.com
(Reseña escrita por Roberto Lovera De-Sola)

Ver la entrevista a Gisela Cappellin realizada por Noticias24.com el día posterior
a la presentación de la publicación Espacios privados

Ver la reseña Pasiones al papel publicada en TalCualDigital.com el día 31/07/2013

Ver la reseña Gisela Cappellin y su nuevo libro publicada en ElUniversal.com el día 26/06/2013

Ver la reseña acerca de la presentación de Espacios privados publicada en el blog SinPoseTovar el día 26/06/2013

Espacios privados entre las Novedades editoriales en la edición digital del diario El Mundo.com.ve

Ver la invitación a la presentación de Espacios privados en el portal Analítica.com

Ver la reseña A propósito de Espacios privados de Gisela Cappellin en el portal ArteEnLaRed.com
(Reseña escrita por Roberto Lovera De-Sola publicada originalmente en el portal Analítica.com)

§ 12 respuestas a Espacios privados

  • carmen dice:

    Hola Gisela y Krina:
    Un gusto inmenso en haberles conocido, escuchado y sentir la obra Espacios Privados, en comentarios de críticos, escritores, lectura de textos y respuestas a los asistentes, gracias al Grupo de lectura Visón Nora Bustamante.
    Motivada para leer y compartir en el espacio personal el libro objeto de la reunión, todos tenemos vivencias, muchas veces no resueltas, que nos unen y están en lo recóndito de nuestro ser.
    Cordial saludo,
    Carmen

  • Carmen Aparicio Lago dice:

    Hola gisela, soy de la tienda de toca madera de aviles, creo que cuando me pagaste con la targeta se te quedaron un par de fotografias en el mostrador.

  • Willmer Crace Restengo dice:

    Obra digna de traducir a otros idiomas. Mi ejemplar proviene de la Librería El Buscón en el C.C. Paseo Las Mercedes. Sugiero llevar esta pequeña joya literaria más allá y promover su presencia en mayor cantidad de librerías y salas de lectura y tertulia. Mis más sinceras felicitaciones. ¡Éxitos!

  • H. Hernández dice:

    En estos momentos leo —y me duele ver— cómo para ampliar los espacios privados, se necesitan víctimas…! Se sufre como Frida y se crea, así que como ponías al inicio de tus Alebrijes, “A mí, las alas me sobran, ¡que las corten, y a volar!”. Te sigo, y a tu país, A fuego lento… buscando la segunda habitación (al fin?) con el alma enamorada, blanda, mansa, humilde y paciente… de San Juan en la Cruz.

    Sigue con tu Mantis, removiendo las orugas en reposo… mientras que Júpiter, devora a Metis, luego de acabar con las peleas de sucesión dinásticas y coronarse, único, insustituible y asentar su monarquía y su monoteísmo. Le quedaba sólo devorar a Metis, la habilidad, la astucia y la experiencia en la historia. Todavía sigue con la incógnita de esa diosa que lleva dentro, y está de acuerdo en que para mantenerse en el poder, el erotismo tiene que ser meditado…

    A unos se le aparecen pajaritos, otros tienen Espíritu, elemento lleno de misterio, inasible, invisible como el aire, adaptable a cualquier forma y fórmula. Y algunos creen que se lo puede apresar, comprimir y embotellarlo.

    Pero a mayor represión, aumenta su expresión dinámica y se convierte en explosivo. La libre determinación es indestructible aunque luche una pulga contra un elefante, si bien hay que conocer —me parece— el límite entre autoridad y libertad: la libertad sin la autoridad se convierte en caos y la autoridad sin libertad lleva a la tiranía. Disparar contra la gente, no es defender una doctrina, sino asesinar a personas. Se acabaron los sofimas y los cementerios —y las prisiones— se quedan sin clientes.

    Sigue una cita:

    “Del corazón del hombre salen los homicidios, el desenfreno, las envidias y la frivolidad; todas las maldades salen de dentro. Debe calibrar la densidad de su sangre para convertirla en tinta”, ya viene Cassandra y “sale a conocer la calle, para poder escribir sobre ella”.

  • J. Garlin dice:

    Ayer terminé de leer Espacios privados, me encantaron las 14 historias. En la última, La segunda habitación, pensé que el personaje que te inspiró fue una amiga mía. Me encantó la portada del libro, muy erótica la imagen. También me gustó la manera como termina alguna de esas historias, porque hay varias en las que el lector puede ponerle su propio final.

  • V. Gonzalez dice:

    Muy apreciada Gisela, te felicito de nuevo por tu último libro y ahora por la excelente reseña que hizo Nelson Rivera en Papel Literario el domingo pasado. Deseo que contribuya a que muchas personas se enteren del valor literario de tu obra.
Me siento orgulloso de contar como colega en el Directorio a una escritora de tu talento.
Un gran abrazo

  • M.C. Salas dice:

    Hermoso libro “Espacios Privados”., lo acabo de terminar de leer y lo
disfrute muchísimo. Especialmente la historia de Versalita…qué
adorable niña…
Narrativa llena de gran sutileza y elegancia

  • E. Montes dice:

    Acabo de terminar espacios privados me encanto, exquisito, ameno, femenino, muy hermoso. De los 14 cuentos el último, la segunda habitación, me impacto el relato de desconocer de un momento a otro, que no conoces quien ha sido tu pareja. Esa oracion….me sobró la mitad de la cama y me falto la mitad del corazón…es tan cierta y me conmueve…cuando la releo…Si la Cena, me dio hambre, este me emocionó muchísimo. Esa separación, la plantea la otra mujer, como siempre, muchos hombres no tienen coraje. Gracias por el deleite de esos planteamientos.

  • M.T. Ogliastri dice:

    Tienes un nuevo admirador en casa, además de mi hijo., quien te descubrió con Sicalipsis, y está en cola para leer este nuevo regalo que nos has dado, mi esposo(. ya comenzó a leerlo y me ha dicho que está encantado por tu prosa fluida y fuerte, y por la originalidad que los temas y personajes plantean. A mi me encantó el primer cuento “Versalita”, no sólo por la conmovedora historia de la gigante, sino también por los giros poéticos que le das a la prosa, como esa parte en donde dices que Versalita sacaba del piano “más allá de acordes, sentimientos”, y la imagen del teatro inundado por las lágrimas de los espectadores. También me llamó la atención la maestría con que manejas el uso de ” los cinco sentidos” del personaje, presentes en todo el relato. El final es buenísimo, con esa sutileza que te caracteriza, lograste humanizar a la muchacha y al fin hacerla sonreír, permitiendo que el lector sea cómplice de su descubrimiento del placer. La foto de la portada es genial, felicitaciones al fotógrafo. La edición está muy cuidada y todo en conjunto hace de este libro una gema de la cual debes sentirte muy orgullosa. Cuando lo terminemos de leer te escribo nuevamente para decirte cuales cuentos nos gustaron más y las impresiones generales del libro.

  • A. Pujol dice:

    Ayer oí tu voz al final de un programa en 97,7 fm por la tarde, una entrevista donde hablabas sobre tus espacios privados, lamento haberla perdido. Pero no me he perdido tus escritos, voy por el tercer relato cada uno mas emocionante que el otro, sustanciosas las historias no se despega uno hasta el final…. ese intercalar los tiempos…

  • M. Gasparini dice:

    Frases cortas, cosas dichas, cosas dejadas para que nosotros imaginemos lo que debe ser imaginado, sin duda la sensualidad y el erotismo que recorren todos los cuentos propician ese espacio en que las cosas se dan, se sugieren y desaparecen detrás de una mirada. Escribir no es fácil, eso lo sabemos muy bien, y creo que todo página debería ser escrita como si fuera la única que pudiera quedar de nosotros. 

La sensualidad es un tema que se te da muy bien, lo rondas, te acercas y sabes cuando alejarte dejando en el espacio la vibración necesaria. Disfruté mucho El Club, A fuego lento, Bocetos, Sendas, La orgía, con su ‘ambigua’ frase final:…la noche, que en un tumulto, estuvimos tirando. Gracias. Picardía, pero también un pensar y estar dentro de lo que cuentas.

Las frase iniciales de algunos de los cuentos son maravillosas: Lo más encantador era el rumor inalterable de la fuente. O, No interesa cómo se llame, y los espacios de misterio y de no dicho que esas frases abren, se prolongan en estos textos breves que se escabullen y se mueven con la misma seducción de los cuerpos que dan vida a tus cuentos. Si , porque el cuerpo de esas mujeres son en algunos casos, el cuerpo mismo de las palabras con que nos dices de ellas. Las caricias terminan siendo piel y palabra. ¡Bravo!

  • […] Espacios privados […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s